miércoles, 5 de noviembre de 2008

Anónimo: Cuando yo nací

Cuando yo nací,
era hora menguada,
ni perro se vía
ni gallo cantaba.


Anónimo