martes, 28 de abril de 2009

Goethe: Temor

Humosas teas, lámparas, luces,
apenas alumbran la confusa fiesta;
y entre estos falaces semblantes, los hierros
me tienen cautiva y huir no me dejan.

¡Lejos de aquí, oh risibles reidores,
vuestros visajes me son sospechosos!
Y aquí, según veo, se han dado esta noche
cita mis crueles enemigos todos.

Aquí enemigo un amigo se vuelve,
tiempo hace ya su antifaz no me engaña;
ese que se escurre pensaba matarme,
y ahora, descubierto, sigiloso escapa.

¡Oh, cuánto yo diera por poder volar
en todos sentidos por el ancho mundo;
pero el exterminio me amenaza y tiene
presa en esten ambiente tan torvo y confuso!


Fausto, 2ª arte, acto primeo, escena II.
Traducción de Rafael Cansinos Asséns