martes, 12 de junio de 2007

Rubén Darío: A Goya

Tu pincel asombra, hechiza,
ya en sus claros electriza,
ya en sus sombras sinfoniza;

con las manolas amables,
los reyes, los miserables,
o los cristos lamentables.

Rubén Darío