jueves, 22 de marzo de 2007

RUTAS POR LAS NAVAS: NATURALEZA E HISTORIA (II)



EN BUSCA DE LOS BÚNKERES (II)


Para encontrar un búnker tenemos que tener en cuenta que su función y su situación geográfica están en estrecha relación: debe de estar situado en lo más alto de la montaña, donde se pueda tener una buena panorámica del terreno. Esta idea nos hizo pensar que quizá toda la cuerda de la montaña, que se encuentra por encima del ‘cementerio nuevo’, pudiera tener algún resto de búnkeres. Con esta esperanza comenzamos el camino. Empezando en el mismo punto de partida, cruzamos al lado izquierdo de la carretera caminando unos metros, hasta toparnos con un camino y, justo en su intersección con la carretera, un hito, con dos franjas verdes, nos indica la dirección a seguir. Levantamos la vista divisando una torre del tendido eléctrico cercana y un poco más arriba el primer núcleo de búnkeres. Hacia esa dirección se dirigieron nuestros pasos. En este primer conjunto cabe destacar la cúpula derruida, impregnada de brea, posiblemente para evitar la entrada de agua y frío, y los huecos cuadrangulares hechos de cemento, presentes en todos los búnkeres. Dirección Norte continuamos subiendo entre piornos, retamas y pequeños bloques de roca granítica. Dirigiendo nuestra vista a lo alto del horizonte podemos divisar pequeñas oquedades cuadrangulares del siguiente búnker. Ya en él, lo que más llama la atención es su estructura en forma de estrella, con gran entramado de trincheras, una de ellas conserva el techo ¡buen lugar para tomarse el bocadillo y descansar! Continuamos ahora hacia el Este, con dirección al basurero, a lo largo de toda la cuerda, siguiendo los hitos existentes en lo alto de las rocas; debajo, a nuestra derecha, dejamos el cementerio. Una pequeña bajada nos conduce al tercer búnker, desde el que tenemos buena panorámica del basurero; podemos contemplar gran cantidad de aves, en ocasiones ganado comiendo dentro de él; esto es debido a que la valla derruida rodea, solo, parte del basurero; y, en general, el estado catatónico en el que se encuentra toda la zona. Bajamos hacia el Sur dejando el basurero a nuestra izquierda y siguiendo los hitos y un pasillo que nos deja el piornal conseguimos llegar al último búnker de la zona con trincheras bastante profundas.

El regreso lo podemos hacer de dos maneras: o bien volver por donde hemos venido; o bajar hasta el cementerio y seguir la carretera hasta la curva de la Pobeda.

Aparte de estos, existen otros muchos núcleos de búnkeres por Las Navas. Te animamos a buscarlos así como otras sepulturas que se encuentran en la zona y puedes encontrarlas guiándote del suplemento de ‘Caminar Conociendo’ nº 6 antes citado.

Texto: Grupo Junior Las Navas
Fotos: Manuel Esteban


(El ‘Grupo Junior’ está formado por los siguientes jóvenes: María Guadaño, Sara Arcones, Iñigo Peña, Juan Carlos Lázaro, Javier García, Virginia Herranz, Pilar García, Rubén Quirós, Manuel Esteban, Marco Marco, Marino Maganto y María José García)


(TOMADO DE LAS PÁGINAS IV y V DE ‘FONTANA SONORA’, SUPLEMENTO DE LA REVISTA ‘CAMINAR CONOCIENDO’, NÚMERO 8 DE JULIO DEL 2.000. EL TEXTO APARECE ILUSTRADO CON UN PLANO Y FOTOS DE 4 BÚNKERES)