lunes, 16 de abril de 2007

LEOPOLD SEDAR SENGHOR: Sobre Madagascar

Sobre Madagascar
de Leopold Sedar Senghor






"Mas, para ilustrar mi propósito, no quiero detenerme más que en la obra de los escritores y artistas malgaches, una de las cuales, y de las más ejemplares, es la del poeta Jean-Joseph Rabearivelo.
Indudablemente, nada de malgasitud le era ajeno al autor de Viejas canciones de las regiones de Imerina. Merced a una práctica cotidiana, este autodidacta conocía la lengua y el folklore malgache. Ciertamente, también ha afirmado con energía su voluntad de permanecer sólo, única y puramente malgache, desembarazándose de los 'oropeles cristianos occidentales'. Incluso ha ido más lejos -es una antifrase-, pretendiendo confinarse dentro de las fronteras de la tierra merina.
Pero mi amigo Jacques Rabemenanjara ha demostrado oportunamente, en su Prefacio a Casi sueños y a Traducido de la noche, que Rabearivelo, para hacerse su miel en el Parnaso malgache y acumular su botín, se ha desplazado a miles de kilómetros, hasta América y, sobre todo, a Europa y, concretamente Francia. Lo cierto es que el poeta, en tanto que hombre de cultura y artista, no se sirve de las aportaciones extranjeras más que como un diccionario. Ha aclimatado las ideas y las palabras venidas de fuera a la tierra y al alma malgaches. Es el que ha creado la Nueva Poesía Malgache, estuviese escrita o no en lengua francesa. Como Rabemananjara: 'Rabearivelo ha asimilado tan perfectamente la lengua francesa que, en vez de un servidor, la utiliza como un instrumento de investigación y de perfeccionamiento humano, extraordinariamente dócil y fecundo'.
Nadie hubiera podido decirlo mejor: 'asimilar' las aportaciones extranjeras e injertarlas en las adquisiciones populares, para hacer de ello 'un instrumento de investigación y de perfeccionamientos humanos'. La cultura no es otra cosa. Despidiéndose de la vida. Rabearivelo tenía perfecto derecho de escribir a Rabemananjara para que los jóvenes que iban apareciendo en el horizonte: 'Te paso la antorcha. ¡Manténla bien alta!'. "

Leopold Sedar Senghor: Palabras finales de la Alocución en su Recepción por la Academia Malgache, 29 de junio de 1961
(Del libro 'Libertad, Negritud y Humanismo', Editorial Tecnos, 1970)

DE LA REVISTA 'CAMINAR CONOCIENDO',
PÁGINA 10, NÚMERO 8, DE JULIO DEL 2.000