miércoles, 25 de abril de 2007

Iswe Letu: Te aguija

Kafka
¡Corre, adelanta,
que el tiempo
ni te aguarda,
ni te espera!

Una desazón te aguija,
te acañaverea.
¡Corre,
que té quedas
sin tiempo
con tu aflicción menuda
a cuestas!

Y Él te alcanza,
te aventaja,
te abandona
y desampara.
Te deja,
despiadado,
en la soledad más sola,
donde no hay
ni viento ni veredas.

¡Corre, trota,
que el tiempo
no te espera!

Y te aguija
y te acañaverea.